Experimento: Hueso de goma casero

Doblar hueso con vinagre

El sistema óseo está comprendido por una agrupación de estructuras sólidas (huesos) compuestas fundamentalmente por tejidos óseos. Los huesos están formados por muchos elementos y propiedades, entre éstos es principal es el Calcio. Pues éste componente y mineral es muy necesario para la formación de huesos sanos.

Bien, hoy les traigo un experimento fácil pero que nos será muy útil para observar que es lo que sucede cuando hay deficiencia de calcio en nuestro sistema óseo.

¿Qué necesitaremos?

  • Un recipiente transparente con tapa
  • Un hueso de pollo (de preferencias huesos largos como el de la pierna)
  • Una botella pequeña de vinagre
  • Mucha paciencia

¿Ahora?, a trabajar!

  1. Lo primero que se debe de hacer es quitar todos los restos de carne e impurezas que cubran al hueso de pollo, necesitamos un hueso limpio. Para que se nos haga más fácil elaborar éste paso, podemos usar el hueso de pollo  del almuerzo o cena que mamá nos prepara.
  2. Dejar que seque bien el hueso (puede estar húmedo ya sea por las mismas propiedades del hueso o por los componentes que ha usado mamá para elaborar la comida)
  3. Seguido debemos tomar el recipiente y colocar dentro de éste el hueso limpio y seco.
  4. Luego llenar el recipiente con vinagre  y cerrar éste asegurándonos que esté bien adherido.
  5. Debemos dejar reposar el recipiente en temperatura de ambiente aproximadamente 8 días (se requiere no tocar el recipiente en ningún momento).
  6. Cumplido el tiempo transcurrido tomar el recipiente y retirar el hueso. Ahora sólo queda observar que es lo que sucede.

Video paso a paso

Explicación

El hueso pierde su resistencia caracterizada debido a que el vinagre es un químico ácido y esto hará que el calcio que posee el hueso se disuelva y por lo tanto el hueso se ablandará.

Éste es un claro ejemplo de lo importante que es consumir alimentos que posean calcio.

Experimento: Mapa del sentido del gusto

El sentido del gusto se encuentra en la lengua. La lengua es un órgano musculoso ubicado dentro de la boca o cavidad oral. La sensación que un alimento produce en el sentido del gusto se llama sabor.
Los alimentos pueden ser dulces o salados, ácidos o amargos. Detectar esos sabores es la función de las papilas gustativas en la boca; su importancia depende de que permita seleccionar los alimentos y bebidas según los deseos de la persona y también según las necesidades nutritivas.
El gusto actúa por contacto de sustancias químicas solubles con la lengua. El ser humano es capaz de percibir un abanico amplio de sabores como respuesta a la combinación de varios estímulos, entre ellos textura, temperatura, olor y gusto.
El sentido del gusto depende de la estimulación de los llamados “botones gustativos”, las cuales se sitúan preferentemente en la lengua, aunque algunas se encuentran en el paladar; su sensibilidad es variable. La lengua presenta unas estructuras, denominadas papilas, que le confieren su aspecto rugoso. En ellas se encuentran los botones gustativos, donde se asientan los quimiorreceptores juntos con las células epiteliales que les sirven de sostén.

¿Qué vas a usar?

• Vasos de plástico
• Bastoncillo de algodón
• Agua
• Disoluciones con limón, café, sal y azúcar.

¿Cómo lo harás?
1. Utilizando un vaso, uno de los componentes del equipo debe ejuagarse bien la boca.
2. Otro de los componentes del equipo tomará un bastoncillo y, mójandolo en una de las cuatro disoluciones disponibles, tocará con el algodón cada una de las cuatro
zonas que se muestran en el dibujo. Anotar en la tabla el nivel de sensación del
sabor percibido en cada una de ellas.

3. Después de enjuagarse muy bien la boca, se repite el ensayo del punto anterior con
otra de las cuatro disoluciones.
4. Siguiendo el mismo proceso se realizan las pruebas con las cuatro disoluciones,
completando la tabla. (No olvidéis enjuagaros la boca entre un sabor y otro.)

¿Qué has obtenido?
Anota en la tabla el nivel de sensación percibida en cada zona de la lengua. Usa
niveles de 0 a 3 (0: Apenas; 1: Un poco; 2: Bastante; 3: Mucho )

Experimento: Aislantes térmicos

Cuando dos cuerpos a distinta temperatura entran en contacto, el de mayor temperatura cede calor al de menor temperatura hasta alcanzar el equilibrio térmico.

Podemos hacer que esta transferencia se realice más despacio si uno de los cuerpos está protegido por un material aislante. Un aislante, por tanto, dificulta la transferencia de calor.

Con este experimento vamos a investigar la capacidad aislante de algunos materiales.

Qué necesitas

  • Cubitos de hielo (procuraremos que sean todos iguales, del mismo tamaño)
  • Platos pequeños
  • Papel de periódico
  • Plástico para envolver alimentos
  • Papel de aluminio
  • Trozo de tela

Cómo lo hacemos

Si sacamos del congelador  cubitos de hielo, habrá una transferencia de calor del ambiente al hielo de manera que éste terminará fundiéndose y dejando un charco de agua.

En un plato pequeño colocaremos un cubito de hielo, que nos servirá de control; en los otros platos colocaremos cubitos del mismo tamaño envueltos en diferentes materiales (plástico, papel de periódico, etc.).

Al cabo de unas tres horas el cubito de control se habrá convertido en agua, aunque esto en ese momento destapamos los otros y observamos el contenido de cada plato.

¿Qué resultado obtienes en el experimento? ¿Cuál es el mejor aislante?

Los resultados que hemos obtenido nosotros los puedes ver en la siguiente foto. No necesariamente tienen que coincidir con los tuyos.

Los cubitos envueltos en papel de periódico y tela de algodón se han conservado mejor; los envueltos en plástico se han fundido algo más y el cubito envuelto en papel de aluminio se encuentra casi fundido del todo. El peor aislante es el metal, lo que corresponde a la propiedad de los metales de ser buenos conductores del calor.

Experimento: Sonido

Experimentos
¿Qué sería de nuestra vida sin el sonido? Es, sin duda, el sentido mas utilizado después de la vista. Y hoy toca el turno de realizar experimentos caseros con él.

Materiales:

* Dos copas de cristal
* Dos cerillos (también conocidos como fósforos)

Procedimiento: 

Pon las dos copas de cristal juntas, pero sin que se toquen. Sobre una de ellas, coloca dos cerillos, como se aprecia en la imagen.
Ahora moja la yema de tu dedo índice, y comienza a recorrer el borde de la otro copa. Varía la presión que realizas, y la velocidad, hasta escuchar un zumbido. Te darás cuenta porque es muy molesto cesar . Verás como los cerillos comienzan a moverse como por arte de magia, sin que nada ni nadie los toque.

¿Cómo funciona? 

Cuando frotamos el borde la copa, logramos que ésta vibre a una alta frecuencia. Podemos escucharlo, porque dicha frecuencia se encuentra dentro del rango audible (eso no quiere decir que si no lo oímos, un cuerpo no pueda estar vibrando)
La copa vibrando, transmite dicho movimiento de alta frecuencia al aire, justamente por ese medio llega a nuestros oídos. Como vimos, el sonido se transmite en este medio (el aire) mediante cambios rápidos de presión del mismo. De modo que ya sabemos que la vibración de un objeto, puede transmitirse a travéz del aire (como así también de otros fluidos).
Pero ¿por qué se mueven los cerillos? Simple. Así como esos cambios de presión de aire hacen vibrar nuestro tímpano (para que este lo transforme en una señal eléctrica y nuestro cerebro lo interprete como un sonido) también hacen vibrar la copa. Este vibración inducida, hace que el coeficiente de rozamiento entre los cerillos y la copa pase de ser estático a dinámico. Eso sumado a los movimientos (imperceptibles) de la copa, da como resultado que los cerillos comiencen a moverse.

Fte; http://www.taringa.net/posts/hazlo-tu-mismo/14691371/Experimentos-Caseros-Sencillos-pero-Impresionantes.html

Experimento: Extracción del ADN de una cebolla

La extracción de ADN requiere una serie de etapas básicas. En primer lugar tienen que romperse la pared celular y la membrana plasmática para poder acceder al núcleo de la célula. A continuación debe romperse también la membrana nuclear para dejar libre el ADN. Por último hay que proteger el ADN de enzimas que puedan degradarlo y para aislarlo hay que hacer que precipite en alcohol.

El material que se necesita es fácil de encontrar y el procedimiento es sencillo.

¡Animo! e intenta hacerlo en casa.

MATERIAL:
  • una cebolla grande fresca
  • detergente lavavajillas
  • sal
  • agua destilada
  • zumo de piña o papaya
  • alcohol de 96º muy frío (puede sustituirse por vodka helado)
  • un vaso de los de agua
  • un vaso de cristal alto (se mantiene en la nevera hasta que vaya a utilizarse)
  • un cuchillo
  • una varilla de cristal
  • una batidora

¿Cómo hacerlo? 

  • Corta la zona central de la cebolla en cuadrados
  • En un vaso de agua echa 3 cucharaditas de detergente lavavajillas y una de sal y añade agua destilada hasta llenar el vaso.
  • Mezcla esta solución con los trozos de cebolla
  • Licúa el conjunto, con la batidora, a velocidad máxima durante 30 segundos
  • Filtra el líquido obtenido con un filtro de café
  • Llena hasta la mitad aproximadamente un vaso de cristal alto con la disolución filtrada
  • Añade 3 cucharaditas de café de zumo de piña o papaya y mezcla bien
  • Añade un volumen de alcohol muy frío equivalente al del filtrado, cuidadosamente, haciéndolo resbalar por las paredes del vaso para que forme una capa sobre el filtrado. Puedes utilizar la varilla de vidrio o una cucharilla para ayudarte.
  • Deja reposar durante 2 ó 3 minutos hasta que se forme una zona turbia entre las dos capas. A continuación introduce la varilla y extrae una maraña de fibras blancas de ADN.

¿Qué ha ocurrido?

La solución de lavavajillas y sal ayudada por la acción de la licuadora es capaz de romper la pared celular y las membranas plasmática y nuclear.

Los zumos de piña y papaya contienen un enzima, la papaína, que contribuye a eliminar las proteínas que puedan contaminar el ADN.

El alcohol se utiliza para precipitar el ADN que es soluble en agua pero, cuando se encuentra en alcohol se desenrolla y precipita en la interfase entre el alcohol y el agua.

Experimento: Jugando con cuevas

Las cuevas, esos huecos enormes (y no tan enormes) pero que coinciden siempre con películas de terror donde se encuentran monstruos y animales como los murciélagos y otros que del tan solo hecho de nombrarlos empezamos a temblar de miedo.

Pero las cuevas, como en todo el universo, traen misterios algunos de ellos son las estalactitas y las estalagmitas. De leer los nombres tan curiosos que tienen me dio algo de intriga, miedo y curiosidad, ¿qué son? ¿cómo se forman? ¿serán animales? ¿plantas? Descubramos como se forman las estalactitas  y estalagmitas.

¿Qué necesitamos?

  • Un poco de lana (alrededor de 50 cm.).
  • Una jarra.
  • Un par de vasos.
  • Una fuente.
  • Clips.
  • Sulfato de magnesio (P: ¿Dios mio que es eso? R: Normalmente conocido como “purgante” o“laxante” o “sal inglesa”.)

Ahora si, manos a la obra

  • Agregamos dos vasos de agua en la jarra.
  • Agregamos un vaso lleno de sal inglesa.
  • Revolvemos (hasta que el líquido sea espeso).
  • Llenamos los dos vasos con el líquido formado.
  • Colocamos los vasos en la fuente. Uno en cada esquina lejana.
  • En las puntas de la lana atamos un par de clips, para que contrapesen.
  • Introducimos una punta en cada vaso.
  • Debe quedar como en la siguiente figura.

Vasos_aguaFormación-de-estalagmitas

¿Y ahora?

A esperar, este experimento tardará unos días y la ciencia como muchas (todas) cosas en esta vida requieren paciencia y buen humor.

¿Entonces, qué son las estalactitas y las estalagmitas?

Recuerdan el dicho una imagen vale más que mil palabras, veámoslo con una:

Fte: http://www.xn--experimentosparanios-l7b.org/

Experimento: Como cultivar bacterias

Como cultivar bacterias fácil y en tu hogar. De hecho, las bacterias su cultivan todo el tiempo, y en casi todos los lugares, pero con este sencillo experimento podrás visualizar su efecto.

Materiales:

  • Gelatina
  • Avecrem
  • Placas de petri.

Procedimiento:

1) Disuelve el cubo de caldo y el sobre de gelatina en 1/2 litro de agua. Dejalo hervir durante el tiempo que diga el fabricante, normalmente sobre 10 minutos.

2) Esteriliza los frascos y sus tapas metiéndolas en agua hirviendo durante 5 minutos. Esto es para matar a todos los microorganismos que haya en los mismos.

3) Coloca la mezcla en cada envase y ponles la tapa. Deja que se enfrien y solidifique la gelatina.

4) Ahora debes pasar tus manos por todos los sitios que haya a tu alrededor, aunque tampoco es necesario que limpies el inodoro del baño o que juegues con barro. Como todo está lleno de bacterias, solo tienes que manosear dinero, paredes, suelo, etc… (billetes de 500€ no valen porque no suelen pasar por muchas manos). Con esto debéis ser conscientes que todo lo que nos rodea está contaminado, aunque tampoco hay que volverse paranoicos con el tema.

5) Ahora que tenéis las manos sucias, toca con la yema de tus dedos (solo un poco, solo un poco) la gelatina ya endurecida. Tapa bien los envases y dejalos en un lugar calentito durante 24 o 36 horas, pero sin que le de la luz del sol directamente . Pasado ese tiempo, observarás algo como ésto: