Experimento: Extracción del ADN de una cebolla


La extracción de ADN requiere una serie de etapas básicas. En primer lugar tienen que romperse la pared celular y la membrana plasmática para poder acceder al núcleo de la célula. A continuación debe romperse también la membrana nuclear para dejar libre el ADN. Por último hay que proteger el ADN de enzimas que puedan degradarlo y para aislarlo hay que hacer que precipite en alcohol.

El material que se necesita es fácil de encontrar y el procedimiento es sencillo.

¡Animo! e intenta hacerlo en casa.

MATERIAL:
  • una cebolla grande fresca
  • detergente lavavajillas
  • sal
  • agua destilada
  • zumo de piña o papaya
  • alcohol de 96º muy frío (puede sustituirse por vodka helado)
  • un vaso de los de agua
  • un vaso de cristal alto (se mantiene en la nevera hasta que vaya a utilizarse)
  • un cuchillo
  • una varilla de cristal
  • una batidora

¿Cómo hacerlo? 

  • Corta la zona central de la cebolla en cuadrados
  • En un vaso de agua echa 3 cucharaditas de detergente lavavajillas y una de sal y añade agua destilada hasta llenar el vaso.
  • Mezcla esta solución con los trozos de cebolla
  • Licúa el conjunto, con la batidora, a velocidad máxima durante 30 segundos
  • Filtra el líquido obtenido con un filtro de café
  • Llena hasta la mitad aproximadamente un vaso de cristal alto con la disolución filtrada
  • Añade 3 cucharaditas de café de zumo de piña o papaya y mezcla bien
  • Añade un volumen de alcohol muy frío equivalente al del filtrado, cuidadosamente, haciéndolo resbalar por las paredes del vaso para que forme una capa sobre el filtrado. Puedes utilizar la varilla de vidrio o una cucharilla para ayudarte.
  • Deja reposar durante 2 ó 3 minutos hasta que se forme una zona turbia entre las dos capas. A continuación introduce la varilla y extrae una maraña de fibras blancas de ADN.

¿Qué ha ocurrido?

La solución de lavavajillas y sal ayudada por la acción de la licuadora es capaz de romper la pared celular y las membranas plasmática y nuclear.

Los zumos de piña y papaya contienen un enzima, la papaína, que contribuye a eliminar las proteínas que puedan contaminar el ADN.

El alcohol se utiliza para precipitar el ADN que es soluble en agua pero, cuando se encuentra en alcohol se desenrolla y precipita en la interfase entre el alcohol y el agua.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s